Home

Dr. Raúl Flint - Médico Naturista

Medicina Naturista y Tratamientos Alternativos

La gota

CONSULTAS:
Tel: 4826-2420
Larrea 1044 9º "A" - Cap. Fed.
info@drflint.com.ar
--- NOVEDAD ---
LUMBALGIAS
 
RECETARIO

A pedido de uno de mis contactos voy a desarrollar este tema, sobre el que se ha escrito mucho desde la medicina tradicional, como desde la medicina natural, aunque los tratamientos suelen ser diferentes.
A veces no es que se desconozca la cura de una enfermedad, sino que más bien no se siguen disciplinadamente las indicaciones que en esta particular enfermedad tienen que ver con lo que se come y lo que se bebe.
Tradicionalmente se la considera como una enfermedad producida por una sal que proviene del ácido úrico (urato mono sódico), aunque ya veremos que los azucares también tienen un papel primordial. Estas sales se acumulan en distintas partes del cuerpo, especialmente en las articulaciones (puede decirse que es un tipo de artritis). Diría también que la mayoría de las indicaciones terapéuticas para la gota le caben también a la artritis (ver artículo de artritis). Aunque también puede atacar tejidos blandos y los riñones. En el ataque típico que es en la articulación del dedo gordo con el metatarso, se suelen experimentar en los tiempos previos, pinchazos en esa articulación que se suceden a los abusos alimentarios, de los que hablaremos. Estos pinchazos no pasan a mayores pero sirven de advertencia de que nos hemos pasado en la ingesta. Típicamente se dan en la noche, igual que el ataque agudo que causa muy intenso dolor y enrojecimiento de la articulación, puede dar fiebre también. Como dijimos se produce por la acumulación de ácido úrico, tanto por el abuso en la ingesta, como por la mala eliminación por parte del riñón. Es por ello que forma parte de la prevención medir el ácido úrico en sangre (uricemia, que para algunos debe ser menor de 6 y para otros menor de 5). La causa del aumento de la uricemia es la ingesta excesiva de carnes rojas, o carnes de caza; achuras como riñón, chorizo, morcilla, mollejas, etc. peces grasos como el atún, caballa, anchoas, sardinas y otros de mares profundos que tienen hasta un 5% de grasas, a diferencia de los pescados blancos (a los anteriores se los denomina azules por la coloración de su piel) como la merluza, brótola, mero, etc. que tienen solo un 2% de grasas. Por otra parte a los pescados grasos se les prefiere porque proveen grasas (omega 3 y otras) que son útiles para el organismo. En cambio otros les tienen aversión pues acumulan mayor cantidad de metales pesados que no se eliminan y son tóxicos. Es decir todo es relativo, especialmente hoy con la toxicidad que los humanos y las industrias vierten en el medio ambiente. Al respecto recordemos que el salmón rosado proviene de criadero y hay informes que sostienen que son muy tóxicos, por lo cual no lo recomendamos. Salvo lo traigan desde Alaska. Asimismo ya están circulando en el mundo salmones rosados transgénicos que tienen sus genes mezclados con genes de anguila, logrando así peces mucho más grandes. Hace ya más de 30 años que los productores intentan la autorización para el consumo humano. Y aunque recién en los últimos tiempos la administración de Food and Drugs de los EEUU los haya autorizado, a mí no me garantiza nada. Como no me garantiza nada que haya cientos de variedades de maíz transgénico autorizadas, ya que son totalmente indigestas como lo compruebo diariamente en la clínica con mis pacientes. Por otra parte su cría en jaulas dentro del mismo océano provoca que la alimentación artificial (que vaya a saber uno que contiene) se esparza por los alrededores, produciendo un desastre ecológico de proporciones. Volviendo a la gota, los mariscos contienen también gran cantidad de ácido úrico, por lo que son desaconsejados. Pero nadie se agarra un ataque de gota comiéndose un chorizo o un plato de mejillones. No hay que ser fundamentalista con la dieta sino lo único que se podría comer es el aire (y hasta por ahí nomás). En el concepto de la medicina tradicional la gota es de origen genético y la comida es solo un factor desencadenante. Nosotros opinamos al revés, no somos tan necios de negar los factores genéticos o predisposiciones, pero creemos que el 95% ó más de la etiología u origen es alimentario. La historia también así lo corrobora. Por algo ha sido siempre una enfermedad característica de los reyes y cortesanos que realizaban ese tipo de abusos alimentarios. La ingesta exagerada de alcohol es un causante no muchas veces tenido en cuenta. Se podría argumentar que hay pueblos que consumen gran cantidad de mariscos y sin embargo no contraen gota. Pero entre ellos no hay obesos y realizan actividad física continua para sobrevivir (también un factor muy importante para evitar la gota). No descartaría en este caso que después de muchas generaciones alimentándose de mariscos hayan desarrollado una genética que les permita una mayor ingesta y eliminación de ácido úrico.
Hablaremos un poco de un aspecto FUNDAMENTAL que es el consumo de alimentos FABRICADOS que comenzó en el siglo XX. Está suficientemente probado hace décadas que los alimentos fabricados son muy tóxicos. Los colorantes, saborizantes y conservantes, entre otros, son cancerígenos. Por otra parte la comida fabricada pierde la mayoría de los nutrientes, aunque les digan que les adicionan tal o cual vitamina. Por ejemplo el Jarabe de maíz de alta fructosa (que también se enmascara detrás de otros nombres, como inulina, isoglucosa, jarabe de glucosa-fructosa, jarabe de tapioca, jarabe de glucosa, jarabe de maíz, fructosa cristalina, agave) está presente en la enorme mayoría de los alimentos fabricados y es productor de múltiples y graves enfermedades, intestinales, hepáticas, degenerativas, etc. etc. Tanto es así que su consumo es el problema sanitario mayor de los EEUU, superando en importancia a todas las enfermedades cardíacas y todos los cánceres juntos.
La gota suele aparecer en la mediana edad y afecta aproximadamente al 1% de la población incidiendo de 5 a 10 veces más en los varones.
También se puede producir gota en forma secundaria a otras enfermedades como cáncer, anemias, leucemias, insuficiencia renal, etc. O por ciertos medicamentos o irradiación que destruyen células cancerosas y por ende aumentan el número de desechos (purinas). Por lo que en esos casos debe prestarse atención a no sobrecargar el organismo con los alimentos antes mencionados.
En el ataque agudo se puede apelar a anti inflamatorios no esteroideos como el ibuprofeno que alivia el dolor, la inflamación y la eventual fiebre que suele acompañar. No se aconseja el uso de Paracetamol por su poca acción anti inflamatoria, tampoco Aspirina pues puede producir hemorragias digestivas y úlceras. Justamente los alimentos que producen gota suelen también producir gastritis. La gota puede estar asociada a diabetes, colesterol o alta presión.
Un detalle interesante, que resulta misterioso para los que no conocen la medicina china (aún grandes médicos tradicionales o naturistas), es que la gota se presenta en la mayoría de los casos en la articulación metatarso falángica del dedo gordo. Es para ellos un hecho totalmente inexplicable que no responde a ninguno de sus conocimientos, pues siempre han considerado como mística a la medicina china y a sus invalorables y milenarios estudios que explican la biofísica del cuerpo humano, es decir por donde circulan los meridianos de energía. Estos meridianos son conductos virtuales sin existencia real anatómica, pero cuya existencia se conoce y se ha comprobado durante MILENIOS, pero a la soberbia médica occidental, todavía no le ha entrado en la cabeza.
Sin embargo, que se presente en ese lugar no es nada “misterioso” pues esa es la ubicación del punto chino TA TOU (significa gran ciudad) que es el Nº 2 del meridiano de BAZO-PANCREAS, cuya función es tonificar dicho meridiano y por ende al PANCREAS. Es decir, el acupuntor introduce una aguja en ese sitio emulando el depósito de uratos que realiza el organismo. Ambos tienen la misma finalidad: tonificar el páncreas para recuperar el equilibrio. (Ver diagrama).



Obsérvese, aunque no se crea, la relación de esto con la sobre ingesta de ALMIDON DE MAIZ DE ALTA FRUCTOSA, que está presente en todos los alimentos fabricados y el alcohol. Tampoco habría que excederse en el consumo de frutas (dieta mediterránea, algún día nos ocuparemos de ella como así también de la dieta denominada paleo y otras) pues pueden producirse las mismas consecuencias: obesidad y gota.
También, aunque en menor medida, se puede producir el tofo gotoso en la articulación del codo, es decir, una especie de callo que surge especialmente en el codo y puede llegar a tener varios centímetros de alto. Allí se acumula el excedente de ácido úrico que el cuerpo no puede eliminar de otra forma. También aquí los médicos occidentales (los tradicionales y los naturistas, salvo sepan medicina china) no comprenden porque misteriosamente surge justamente ahí una especie de torre callosa en la articulación del codo. Ese punto es exactamente el Nº 8 del meridiano de intestino delgado llamado SIAO BAE (pequeño mar) y cuya función es la de ser sedante del intestino delgado. (Ver diagrama).



También se comprende que si abusamos del Jarabe de almidón de alta fructosa (presente como dijimos en la casi totalidad de los alimentos fabricados) el resultado es la fermentación que produce ácido y alcohol que irritan severamente el intestino delgado. Todas las bebidas alcohólicas provienen de la fermentación de azúcares. Este alcohol y este ácido inflaman e hinchan los 7 metros de intestino delgado, que provoca el abdomen turgente, a diferencia del abdomen fláccido propio de la obesidad (en general están juntos). Asimismo al inflamarse el intestino absorbe mucho más líquido y se forma edema en todo el organismo. Por eso se asocia también la gota a las enfermedades cardíacas, ya que el encargado de bombear todo ese exceso de líquido es el corazón.
Las gaseosas son también un veneno para esta enfermedad y muchas otras.
El ejercicio físico habitual, no durante el acceso que suele durar entre 3 y 10 días, es también algo que nos ayuda con esta dolencia. Suele haber periodos de calma o ataques recurrentes, que pueden dañar definitivamente las articulaciones, dependiendo de las modificaciones que se hagan en la rutina alimentaria.
Medicamentos como el Alopurinol y la Colchicina a largo plazo son nocivos.
Un recurso natural, que puede aliviar, es frotar localmente una crema con pimienta de Cayena. Las cerezas son un remedio extraordinario tanto para la gota como para la artritis. Otros son el té de semillas de alfalfa (hervir 10 minutos), la piña o ananá pues contiene bromaleina y también se habla de que la nuez moscada es beneficiosa.
No es mi intención, como en todos mis artículos, hacer un tratado sobre la gota y empezar a hablarles de las enzimas y la química biológica, sino simplemente acercarles una comprensión holística o abarcadora desde los distintos campos que les sea de utilidad para comprender lo que les pasa y poder solucionarlo.

Dr. Raúl Flint

< volver a enfermedades

 

< volver a página principal