Dr. Raúl Flint - Médico Naturista

Medicina Naturista y Tratamientos Alternativos

Dieta Quincenal

CONSULTAS:
Tel: 4826-2420
Larrea 1044 9º "A" - Cap. Fed.
info@drflint.com.ar
--- NOVEDAD ---
LUMBALGIAS
 
RECETARIO

DIETA QUINCENAL: EJEMPLO POSIBLE

Siempre me han solicitado un plan semanal de comidas, y siempre me he resistido a darlo pues es como inmiscuirme en muchos aspectos de la vida que una persona. Ya que la elección de una alimentación no solo determina aspectos relacionados con la salud, sino que influye sobre la totalidad de la existencia (psiquis, trabajo, relaciones sociales, dinero, seguridad, familia, educación y etc. etc. hasta un grado que es difícil de transmitir a una persona no iniciada).

Por otra parte es bien conocido que no existe una dieta universal para todas las personas.

No es lo mismo un niño que un anciano, ni una persona sana que otra enferma.

Y no todas las enfermedades son iguales, ni revisten el mismo grado de gravedad. Más aún hay muchos factores que inciden: lugar de residencia, entorno habitual, intercambio con la naturaleza, actividad física, relación con la tecnología, historia clínica, salud mental, equilibrio emocional, relaciones sociales, actividad laboral, hasta si anda siempre en zapatillas o descalzo por la tierra y muchos otros factores más.

Es conocido que consumir alimentos orgánicos y frescos, es muy superior a consumir alimentos convencionales y mucho mas si estos están envasados y congelados. Así que si su presupuesto le alcanza no dude en elegirlos.

De todas maneras los controles oficiales que se hacen sobre estos productos, deja bastante que desear. Vayan algunos ejemplos:

El pollo y los huevos que se venden como orgánicos no son tales pues se los alimenta con alimentos balanceados que constituyen una mezcla inadmisible, como por ejemplo mezclar sorgo con maíz u otros cereales, o soja transgénica, y en el mejor de los casos que le dieran maíz, es francamente increíble que le vayan a dar maíz no transgénico. O sea que el pollo orgánico prácticamente no existe, salvo Ud. tenga la suerte de vivir en el campo y hacerlo Ud. mismo. Sin embargo, a pesar de tener una carne corrupta por la alimentación que le suministran, es superior al pollo común que esta muy contaminado, y al que además se le administran hormonas, que finalmente termina comiendo Ud. Y hay muchas otras cosas de las que se podría hablar, como el grado de stress que tiene el animal al vivir acorralado, como algunas que son francamente asquerosas. Por ejemplo al ser el pollo un animal que como se denomina tiene un grado alto de reconversión (es decir excreta mucho alimento no digerido) se le permite a los productores, que les suministren como alimento un cierto porcentaje de sus propias heces.

También en el caso de la carne, al criarse los animales en corrales (alto stress) y darles alimento balanceado, las carnes obtenidas también son cada vez peores. Las autoridades deberían, así como obligan a discriminar los cortes (Ternera, novillo, novillito, vaquillona, etc.)., deberían obligar a los productores que diferencien y marquen los animales, para saber si estos han sido criados en corrales o alimentados libremente a pasto. Esto es muchísimo más importante para el consumidor, que saber si consume ternera o novillo.

También es muy importante la forma de comer: no se puede comer en tensión, hay que masticar la comida al menos 10 ó 20 veces, hacer luego un reposo mínimo al menos de 30 minutos. Y sobre todo no comer y trabajar a la vez, ni pasarse "picoteando" todo el día.

De desayuno, cuando uno entrena a la mañana: nada. O si no va a entrenar alguna fruta como una manzana, etc. (no cítricos ni banana). Para tener energía hay que haber comido bien el día anterior. Dejar el sistema digestivo en paz para que descanse. No tomaría ni siquiera un té o una tisana, pero, si lo desea, esto es totalmente posible. Como lo son alguna rodaja de pan integral (verdadero, no pan negro que es peor que el pan blanco, ya que es harina blanca, mas azúcar negra, más productos químicos) sola, o con aceite de oliva, o con puré de manzana, o con mayonesa de zanahoria (ver recetario), o con pastas por ejemplo de : espárragos aceite limón y sal, o con corazón de alcauciles ídem, o berenjenas sin semilla ídem, o con zapallitos sin semillas ídem, o con morrones asados, o con pasta de garbanzos o alguna otra legumbre, con aceite y perejil, etc.

El mismo concepto para la merienda. Es decir la menor cantidad de comidas por día (la frugalidad es muy importante, lo ideal, alguna fruta o colación y un almuerzo-cena tipo 6 de la tarde). Aunque suene poco habitual sugeriría este tipo de alimentación. Hay muchas cosas que se pueden decir, pero para no hacerla más larga, acá va un posible ejemplo de dieta quincenal.

1ra. Semana

Lunes:

Almuerzo:
Ensalada de verduras frescas (sin tomate que es una fruta) con o sin pan. Postre una manzana fresca, asada (con vino, o canela) o en compota (no muy hervida).

Cena:
Sopa de verduras y arvejas procesada, si quieren con un poco de pan integral.

Martes:

Almuerzo:
Rehogar verduras (cebolla, morrón, zapallito, puerro apio, ajo, la que tenga), agregar agua, especias, zanahoria y/o calabaza. Puede aparte hervir 30 minutos arroz integral, enjuagarlo y mezclar con las verduras y cocinar 10 minutos más.

Cena:
Bife a la parrilla con espinaca hervida condimentada con aceite de oliva y limón.

Miercoles:

Almuerzo:
Verduras y hortalizas de todo tipo hervidas, con aceite de oliva y si desea pan. O sino come pan con un par de huevos duros orgánicos.

Cena:
Pollo a la parrilla con ensalada.

Jueves:

Almuerzo:
Hervir verduras (cebolla, morrón, apio, puerro, ajo, zanahoria, etc.) y especias (albahaca, tomillo, orégano, laurel). Colar y reservar el caldo.
Colocar en una fuente pizzera con un poco de caldo. Arriba tapar con filetes de merluza, brótola, lenguado o mero, etc. con un poco de chimichurri o provenzal o vino blanco o limón.

Cena:
La mitad de la fuente que quedó del mediodía.

Viernes:

Almuerzo:
Frutas especialmente manzanas.

Cena:
Con el caldo de verduras de ayer que guardo convenientemente en la heladera. Llevar a hervor y agregar avena arrollada gruesa, previamente enjuagada en un colador de alambre. Hervir 10 minutos. Unos minutos antes, si quiere de entrada puede comer una ensalada.

Sábado:

Almuerzo:
Bife con lomo (u otro más económico) con puré de calabaza con sal pimienta y aceite de Oliva.

Cena:
Guiso de verduras.

Domingo:

Almuerzo:
Asado. O corderito o chivito o vacío, o colita de cuadril a la parrilla, etc. No necesita hacer fuego si no tiene puede hacerlo con una parrilla de hierro en la hornalla de gas.

Cena:
Básicamente ensaladas, con algo de lo que quedó.


2da. Semana

Lunes:

Almuerzo:
Ensalada de radicheta, zanahoria y un poquito de cebolla con aceite limón y sal. Con pan integral caliente (no muy tostado).

Merienda:
Si quiere alguna, cualquiera de los frutos secos u oleaginosos. De un solo tipo por comida.

Cena:
Sándwiches de milanesa de soja únicamente orgánica con mayonesa de zanahoria, lechuga o alguna otra verdura. Acompañar con ensalada. 1 manzana de postre.

Martes:

Almuerzo:
Tarta de verduras rehogadas, con tapas de harina integral.

Cena:
Lenguado con zanahorias y chauchas (sin pepitas), del recetario.

Miercoles:

Almuerzo:
Sándwich de milanesa de soja orgánica con lechuga, mayonesa de zanahoria, y alguna otra verdura cruda o cocida. 1 manzana de postre.

Cena:
Espárragos hervidos 10 minutos y luego agregar al agua de hervor fideos integrales (y si quiere además otras verduras) y cocinar unos 10 minutos más. Condimentar con aceite de oliva y especias. Postre (si quiere): compota de manzanas.

Jueves:

Almuerzo y Cena:
Pescado con verduras al horno (ver recetario).

Viernes:

Almuerzo y Cena:
Guiso de lentejas. (Ver recetario) puede acompañarse con un solo cereal por ejemplo arroz integral, pan o choclo no transgénico desgranado.

Sábado:

Almuerzo:
Pollo (en lo posible orgánico) a la parrilla con chimichurri y ensaladas a elección.

Cena:
Ídem pero mayor proporción de ensalada.

Domingo:

Almuerzo:
Carne a la parrilla con ensaladas.

Cena:
Ensaladas solas o con algo de carne.


< volver a página principal