Home

Dr. Raúl Flint - Médico Naturista

Medicina Naturista y Tratamientos Alternativos

Rosacea

CONSULTAS:
Tel: 4826-2420
Larrea 1044 9º "A" - Cap. Fed.
info@drflint.com.ar
--- NOVEDAD ---
LUMBALGIAS
 
RECETARIO

La Rosacea es una enfermedad que consiste en el enrojecimiento de la piel especialmente de la cara y comenzando generalmente por las mejillas, pudiéndose extender hacia el cuello y la frente que son los lugares donde transita y continúa el meridiano de intestino delgado.

También puede empeorar y formarse o dilatarse los vasos sanguíneos de la zona, o tomar aspecto granuloso o aún de pústulas.
Asimismo se puede acompañar del engrosamiento e inflamación de la nariz (que también puede acompañar al alcoholismo), y de síntomas oculares como ardor y enrojecimiento de la conjuntiva (piel que recubre el ojo), mostrándose una esclerótica (blanco del ojo) inyectada o aún con los vasos sanguíneos muy dilatados.

Es una enfermedad muy difundida, que afecta más a mujeres que a hombres en una proporción de 3 a 1, aunque a mi juicio estas cifras se están emparejando más, pese a que el maquillaje puede enmascarar los síntomas. Afecta mayormente a la gente de piel blanca, o caucásica. Aunque si bien la piel negra es más resistente y el enrojecimiento es mucho menos notorio, también se ven afectados, confundiéndosela con formas de acné.

La medicina tradicional no tiene claras sus causas aunque reconoce que el alcohol y el sol suelen ser desencadenantes.
También es considerada una especie de alergia, una enfermedad infecciosa, una micosis, etc. Se considera que la edad de su aparición ronda entre los 20 y 30 años.
Aunque a mi entender los pómulos de muchos chicos que se enrojecen son de una aparición temprana, que equivocadamente se toma a veces como un signo de salud.
El epicentro de la enfermedad se ubica justamente allí en coincidencia exacta con el punto 18 del meridiano del intestino delgado (cosa que puede verificarse en cualquier texto de acupuntura).

La medicina tradicional trata a esta enfermedad con tópicos o pomadas que contienen anti-inflamatorios, antibióticos y antimicóticos.
Como así también prescribe por periodos prolongados antibióticos por vía oral.
Es menester reconocer que el tratamiento no es exitoso y a veces como el origen de la enfermedad es intestinal, la medicación oral suele agravar la enfermedad y prolongarla por décadas.

Acierta la medicina tradicional, en reconocer como factores predisponentes el alcohol, especialmente las bebidas blancas y la exposición a los rayos solares.
En cambio la medicina natural que propongo mediante la dieta de mi página web, produce que los síntomas cedan en breves semanas. Por supuesto que a esta enfermedad de origen intestinal le caben las mismas consideraciones que por ejemplo a una diarrea, que puede curarse, pero si se vuelve a comer muy mal reincide.

No es necesario obsesionarse con la dieta (aunque los lácteos y las bebidas blancas son muy nocivos).
Además de ello la dieta no es la cúspide del conocimiento humano, es solo mi opinión. Y todos cometemos infracciones (hay que aprender un poquito a comer y a cuidarnos). Aunque si comenzamos cada uno de nuestros días con un café con leche (o leche achocolatada, o mate, etc.) con masas o sándwiches, y/o una copa de coñac etc., se hace muy difícil recuperar el intestino.
Que en su función de regular todas las pieles del organismo es el verdadero responsable de esta enfermedad.

< volver a enfermedades

 

< volver a página principal

l